Acerca de

conversatorio 2022

CONVERSATORIO 2022: SALIR DE LA PANDEMIA A CONSTRUIR UN NUEVO PARADIGMA SOCIAL

El presente año se inició con interesantes expectativas para controlar y mitigar la pandemia del Covid19, además de avances en países solidarios como Cuba, que logró nuevas vacunas, y México que avanza en los estudios de lo que será la vacuna Patria. Mientras China y Rusia siguen esperando que la OMS apruebe sus vacunas, aún en contravía de las estrategias dominantes de la industria farmacéutica transnacional.

En este escenario se suma la amenaza de los efectos colaterales de la guerra entre Ucrania y Rusia,  que ha puesto de relieve que el negocio de la fabricación de armas sigue siendo fuerte y muy conveniente para quienes las venden, mientras los demás países nos limitamos a condenar la violación de derechos y el abandono de todo sentimiento de solidaridad y humanidad, verdaderos, que este conflicto ha puesto al descubierto.  Estamos en contra de toda guerra; pero también estamos en contra de que poderosos amenacen y quieran mantener cercado a países para imponer su dominio o para que no surjan nuevas formas de organización social y alternativas para construir bienestar y felicidad humana y para ello lo mejor es que exista el multipolarismo. Entre los tantos daños que lamentamos está el derecho a la libertad de prensa y a conocer la verdad, púes gobiernos y varias empresas dueñas de plataformas de las llamadas redes sociales de USA y Europa iniciaron e impusieron un bloqueo a la información independiente y cada día juzgan y condenan sobre situaciones sin comprobar. La guerra en lo militar, lo económico y comunicacional está escalando por ambos lados y esperamos que se logre rápidamente un acuerdo para el bien de toda la humanidad.

En el Conversatorio 2022 hemos planteado que es necesario “Salir de la Pandemia a construir un Nuevo Paradigma Social”, sin guerras, con capacidad para enfrentar las pandemias y evitar que los bienes naturales sigan siendo botín de los económica y políticamente poderosos. Decir no a las actuales condiciones de barbarie no basta, es necesario contribuir a forjar lo nuevo, desde cualquier espacio social, por todas y todos los que pensamos y actuamos guiados por una ética a favor de la vida y la igualdad.